La línea editorial: qué es y cómo definirla

La línea editorial es una herramienta bastante importante tanto si eres community manager como si eres consultor SEO. Es posible que te estés preguntando, ¿qué es una línea editorial? ¿Cómo se establece una? ¿Cuáles son las ventajas de tenerla definida? ¿Cómo es una línea editorial en redes sociales?

¡Ven, que te lo cuento!

Entonces, ¿qué es la línea editorial exactamente? Podemos resumirlo en que es un elemento unificador que atraviesa todo el contenido de una publicación, un medio o una empresa. Ayuda a darle a los lectores una idea clara de los valores y la idiosincrasia que envuelve a tu empresa.

Piensa en esto de esta manera: si la empresa fuera una persona, la línea editorial sería su personalidad. Y al igual que las personas tienen diferentes personalidades, también las empresas tienen diferentes rasgos diferenciadores que hacen que su comunicación deba ser de una manera y no de otra.

Es uno de los factores que ayuda a definir el posicionamiento de marca, que como sabes es una de las 5 P del marketing.

Ahora que hemos respondido a la pregunta de qué es, vayamos a la pregunta más jugosa: ¿cómo crear una?

Cómo se establece una línea editorial

Hay diversas formas en las que una empresa puede establecer su línea editorial. A menudo, se trata de un proceso gradual en el que se va perfilando a medida que el negocio va adquiriendo más experiencia y ganando mayor visibilidad.

Otras veces se establece de forma más consciente y deliberada por parte de los responsables de comunicación, sean departamentos internos o agencias de marketing externalizadas, en función de un análisis detallado de lo que les gustaría que fuera su empresa, eligiendo con esto el tipo de línea editorial que se prefiere.

Sea como sea, una vez que se ha definido es importante mantenerla consistente a lo largo del tiempo para no confundir al lector ni perder la coherencia de la publicación. Los cambios radicales pueden ser aceptables si se hacen con cuidado y de forma gradual, pero requieren mucho cuidado para evitar caer en el caos o provocar un rechazo por parte del público.

Además, es importante que toda la compañía conozca este documento, para que puedan alinearse con él y que toda la empresa, desde todos sus ángulos, se comunique de la misma manera. ¿Y cómo se desarrolla, cómo se hace? Sigue leyendo 🙂

Ventajas de tener una línea editorial

Hay muchas ventajas de tener clara la línea editorial de un medio, revista, redes sociales o en general en la empresa.

En primer lugar, te ayuda a construir una marca fuerte y coherente. Si sabes lo que quieres que la gente piense de tu marca, puedes crear mensajes y contenido que respalden esa idea.

En segundo lugar, te permite tener un mayor control sobre la imagen de tu marca. Si no estás seguro de lo que quieres que la gente vea o si quieres que vean demasiadas cosas, es más probable que tu marca se pierda en el universo.

Por último, cuando tienes una estrategia clara te resultará mucho más fácil medir el éxito de tus campañas y saber si estás cumpliendo con tus objetivos.

Línea editorial: ejemplos

Los medios de comunicación son un ejemplo de línea editorial definida, ya que suelen formar a sus redactores para que se alineen con los principios y valores del medio. Un aspecto en el que se ve fácil la tendencia ideológica del medio es en ver qué tipo de noticias políticas ofrece. Algunos desarrollan titulares y noticias más proclives a la izquierda, y otros se alinean con la derecha. A través de su línea ideológica segmentan a la población que recibirá el mensaje.

A continuación, te presento algunos ejemplos de diferentes periódicos:

El New York Times se define a sí mismo como «un periódico independiente, sin miedo y veraz». Su línea refleja esta visión y se caracteriza por reportajes exhaustivos y bien fundamentados. En general, el NYT tiende a inclinarse hacia una perspectiva progresista en temas como el feminismo, la igualdad racial, temas de actualidad y el ambientalismo.

En contraste con el NYT, The Wall Street Journal se describe a sí mismo como «el diario de referencia para los líderes de negocios». No sorprende, entonces, que su línea esté orientada hacia temas económicos y financieros. El WSJ tiene fama de ser conservador en cuestiones políticas y sociales, aunque no siempre es así.

Si nos fijamos en periódicos españoles, El País es el periódico de mayor difusión en España y se define como “diario independiente de la mañana”. Su editorial refleja ideología de centroizquierda, progresista, europeísta y defensora de los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho. Su tono es moderado, analítico y crítico con los abusos de poder y la corrupción.

Por otro lado, El Mundo es el segundo periódico más leído en España y se presenta como “diario global en español”. Su lineamiento es de centroderecha, liberal, laico y contrario a los nacionalismos periféricos. Su tono es polémico, investigativo y denunciante de los escándalos políticos y sociales.

Por último, podemos mencionar La Nación, un diario argentino con más de 150 años de historia. Su lema es «el diario de los argentinos», y su línea editorial está basada en los valores tradicionales del país: la religión católica, el patriotismo y la familia.

¿Cómo crear una línea editorial?

La línea editorial de un blog, también conocida como la «voz» del blog, es la personalidad, el estilo y el tono del blog. Esto se refleja en todo, desde el tema del blog y el diseño hasta los tipos de publicaciones y la forma en que se interactúa con los lectores. Si bien no es necesario que todos los elementos de tu blog sean 100% coherentes entre sí, es importante que haya un hilo conductor que mantenga todo unido. Aquí hay algunas maneras de aplicar la línea editorial de tu blog a diferentes aspectos de tu sitio:

El tema y el diseño: El tema y el diseño de tu blog deben estar alineados con la línea editorial. Por ejemplo, si tu blog tiene una línea editorial seria y profesional, entonces el diseño no debería ser demasiado colorido o extravagante. Del mismo modo, si el tono de tu blog es más informal y relajado, el diseño puede ser más desenfadado.

Las publicaciones: Todas las publicaciones en tu blog deben adherirse a la línea editorial. Si escribes sobre un montón de temas diferentes, asegúrate de que haya un hilo conductor que los une todos. Por ejemplo, si tu línea editorial es «informal pero informativa», entonces tus publicaciones deben reflejar ese tono.

La interacción con los lectores: La forma en que interactúas con tus lectores también está influenciada por la línea editorial de tu blog. Si el tono de tu blog es más formal, tus interacciones con los lectores probablemente serán más reservadas. Por otro lado, si el tono es más informal y relajado, probablemente te involucrarás más con los lectores en las redes sociales y responderás sus comentarios con mayor frecuencia.

Paso 1: Define tu audiencia

Antes de abordar temas de calado debemos empezar por definir a nuestra audiencia. ¿A quién te diriges? ¿Quién será el lector de tus contenidos?

Si no tienes claro quién será tu audiencia, es muy probable que acabes publicando contenido que no interesa a nadie. Y si no interesa a nadie, ¿de qué sirve publicarlo?

Así que antes de ponerte a escribir (o antes de contratar a alguien para que escriba por ti), pásate un rato pensando en quién te va a leer. Intenta ser lo más específico posible:

-¿Qué edad tiene tu audiencia?

-¿De dónde viene?

-¿Cuál es su nivel de estudios?

-¿Qué trabajo hace?

-¿Cuáles son sus principales preocupaciones o intereses?

Cuanto más concreto seas, mejor. De esta forma podrás crear contenido realmente útil y atractivo para tu público objetivo.

Paso 2: Establece tus objetivos

Una vez que hayas establecido la dirección general de tu estrategia de comunicación es hora de establecer tus objetivos. ¿Qué quieres lograr con tu contenido? Algunos objetivos podrían ser:

-Aumentar el tráfico del sitio web

-Mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda

-Aumentar el número de suscriptores

-Generar más leads

-Convertir más clientes

Para establecer objetivos realistas, debes tener en cuenta tu audiencia y el tipo de contenido que planeas publicar. Si no estás seguro de por dónde empezar, puedes consultar a un experto en marketing digital o incluso contratar a un redactor freelance para que te ayude a establecer tus objetivos y tu línea editorial.

Paso 3: Elige un tema

Una vez que hayas establecido el target y los objetivos es momento de darle forma a tu contenido, es hora de elegir un tema. Tu tema debe estar relacionado con tu empresa y debe ser algo en lo que te sientas cómodo escribiendo.

Si no estás seguro de qué tema elegir, puedes hacer una lista de posibles opciones y luego hacer una lluvia de ideas para cada uno. Si todavía no estás seguro, puedes consultar a otros escritores o incluso a tu editor para obtener más ideas.

Paso 4: Decide el tono de tu blog

El tono de tu blog es el «personaje» que adoptas al escribir. ¿Serás formal? ¿Informal? ¿Con humor? Tu elección de un tono adecuado para tu blog estará determinada en gran parte por el tema del que trates. Por ejemplo, si escribes sobre un tema serio como los facsímiles, es probable que quieras mantener un tono más formal. Sin embargo, si escribes sobre un tema más ligero, como viajar, puedes optar por un tono más informal.

Al decidir el tono de tu blog, considera el público al que te diriges. ¿De qué forma se relacionan con el tema del que tratarás? ¿Qué expectativas tiene tu público en cuanto a la forma en que se presentará el contenido? Si no estás seguro de cómo deberías enfocarte, considera la forma en que te gustaría que te dirigieran.

Paso 5: Escribe contenido de calidad

Una vez que hayas escrito un buen borrador de tu artículo, es importante revisarlo para asegurarte de que esté a la altura de los estándares editoriales. Algunos aspectos a considerar al revisar tu trabajo son la coherencia, la claridad y la gramática. Antes de enviar tu artículo para su publicación, asegúrate de que esté libre de errores y se ajuste a las directrices de estilo de tu publicación.

Necesito una línea editorial

¿Necesitas una línea editorial para tu empresa? ¿Necesitas que una agencia de marketing te ayude a alinear tu posicionamiento SEO, tus redes sociales y tu acción comercial para transmitir la misma personalidad de empresa y así transmitir tus valores de manera clara y concisa? Ponte en contacto con nosotros y te diremos cómo vender más a través de la adecuación del lenguaje.

5 comentarios en «La línea editorial: qué es y cómo definirla»

  1. ¡Este artículo sobre la línea editorial es lo máximo! Me encantaría tener una para mi vida. 😂📰🤷‍♀️

  2. ¡Vaya, vaya! La línea editorial… ¿una herramienta útil o simplemente una limitación innecesaria? 🤔

    • ¡La línea editorial es fundamental para mantener la coherencia y la calidad de un medio! Sin ella, nos enfrentaríamos a un caos informativo. Pero claro, siempre es importante ser crítico y no dejarse llevar ciegamente. ¡Un equilibrio es la clave! 😉

  3. Creo que tener una línea editorial clara es como tener un GPS en el periodismo. ¡Nunca te perderás! 🗺️📰

    • No estoy de acuerdo. Creo que una línea editorial clara puede limitar la diversidad de opiniones y sesgar la información. El periodismo debe ser imparcial y abierto a diferentes perspectivas para ser verdaderamente informativo. 🧐📰

Los comentarios están cerrados.