En marketing digital, cuando hablamos de inbound marketing solemos relacionarlo siempre con marketing de contenidos. Creando y compartiendo contenidos es como logramos que los usuarios se acerquen a las marcas e interactúen con ellas. Uno de los contenidos que más se comparten son las imágenes, y por eso cuidar al máximo su elaboración es tarea esencial para el community manager. Por eso he preparado este artículo sobre cómo hacer fotografías eficaces para redes sociales.

¿Cómo crear fotos eficaces para #RedesSociales? | @Blocdeesbozos

La importancia de crear imágenes para redes sociales

La importancia de la fotografía asociada al marketing online no es gratuita. Los usuarios de internet dedican más de 20 horas semanales a consumir contenidos por la red, y de esos contenidos las imágenes son el tercero más consumido, detrás de los artículos de blogs y los vídeos. Por detrás quedan los podcast, las infografías, los foros…

La fotografía, además, es el elemento perfecto para acompañar una publicación de texto. Un post de Facebook, por ejemplo, se comparte 2,6 veces más si tiene una fotografía que si se trata sólo de texto. Y de hecho sabemos, porque la práctica nos lo demuestra una y otra vez, que hay un enorme porcentaje de usuarios que no se molesta en leer el texto de la publicación. Interactúa con la foto y, si no la entienden, preguntan en los comentarios, aunque la respuesta a su pregunta aparezca apenas unos píxeles arriba.

¿Cómo crear fotos eficaces para #RedesSociales? | @Blocdeesbozos

Pero hay más motivos. Resulta que en prácticamente todas las redes sociales la fotografía se utiliza como vehículo para notificar a otros usuarios. Estamos hablando de las etiquetas, eso que surge inicialmente para poder marcar en una foto a las personas que salen en ella, pero que hoy en día se utiliza con otros fines: registrar participantes para un sorteo, notificar a partners para que compartan/RT una publicación… y en el caso de Twitter hacerlo así evita ocupar espacio en el contenido del tuit.




Por tanto, estamos ante el hecho intrínseco de que debemos prestar tanta atención a cómo crear fotografías eficaces que a cómo redactar un copy efectivo. Y quizás es una habilidad a la que no se le da toda la importancia que se debiera. Por eso he preparado este post sobre cómo realizar fotos que funcionen en las redes sociales.

Aunque tengo formación y equipo de fotografía, lo cierto es que en este post no hablamos de la profesión de fotógrafo pura y dura. Como community manager estoy obligado a hacer fotografías “del día a día”. Fotos no tan formales, sin cámara réflex, móvil en mano, muchas veces con muy poco tiempo para la edición… Pero todo eso no es excusa para hacer un mal trabajo. Como he dicho, la importancia de la fotografía es la misma que la del texto, y si en la publicación no hay faltas (de ortografía), en la imagen tampoco. En el trabajo de community manager, una foto hecha con el móvil TAMBIÉN debe ser profesional.




Por tanto, voy a hablaros de fundamentos de fotografía básicos, algunos trucos que uso a menudo, qué aplicaciones uso con mayor frecuencia, y dónde podéis darle uso a esas fotos.

¿Cómo crear fotos eficaces para #RedesSociales? | @Blocdeesbozos

Fundamentos de fotografía

Teoría de la imagen hay para aburrir a las piedras. La historia de la fotografía es apasionante, y los primeros fotógrafos fueron desarrollando sus postulados y dando nombre a los diferentes aspectos formales de aquella nueva técnica, mitad arte mitad brujería. Conocer algunos de estos fundamentos nos ayudará a crear fotos.

Al principio os puede resultar complejo aplicar todo lo que vais a leer ahora en cada fotografía, o en muchas de ellas. Lo que os puedo recomendar es que lo toméis como ejercicio de clase: haced una foto por cada uno de los fundamentos. Y luego repetid la lista. Y luego una vez más. Cuando hayáis hecho fotos de cada uno de ellos de forma aislada y racional, podréis más adelante aplicarlos de forma espontánea en vuestras fotografías de trabajo de una manera no tan racional y creativa.




Además del concepto, os voy a ir anotando también cómo aparecen esos valores en mi teléfono, un BQ Aquaris M5, para que os sirva de guía.

  1. Intencionalidad: parece una obviedad, pero a la hora de hacer una fotografía debemos preguntarnos… ¿para qué servirá esta foto? Podremos usarla para publicar en redes sociales, o para ilustrar un artículo de un blog, o para tenerla guardada en un banco de imágenes propio y tirar de ella cuando proceda. En cualquier caso, saber para qué va a servir una fotografía nos puede ayudar a encuadrar, a enfocar y a disparar más o menos veces desde más o menos ángulos.
  2. Composición: cada fotografía debe tener un punto principal de interés (o varios). Para saber cómo componer una fotografía podemos tirar de algunas reglas de composición como las siguientes: regla de los tercios (dividir el encuadre en 9 posiciones, de un tercio cada una, con tres líneas que se cortan, y encuadrar los elementos principales en las intersecciones de dichas líneas); aprovechar la direccionalidad de las líneas (hacer coincidir las líneas que dibujan los elementos con extremos de la fotografía, como las líneas de la carretera, unos listones de madera, una persiana…); rellenar el espacio (colocar la figura en el centro y aislarla del fondo jugando con la profundidad de campo); aprovechar la forma de los elementos (si el motivo es alargado, hacer una foto vertical, si es ancho hacerla horizontal, si es horizontal y muy muy ancho, hacer una panorámica…); ley de la mirada (dejar suficiente espacio alrededor del motivo para que respire y el espectador pueda identificar bien el motivo); respetar la ley de fondo-figura (concentrarse en una figura para hacerle la foto… y olvidarse del fondo. Cuidado, porque se cuelan señales de tráfico no invitadas a la fiesta, puertas abiertas, personas inoportunas…).

    Aquí te dejamos más consejos para mejorar tu composición fotográfica.

  3. Tiempo de exposición: es la cantidad de tiempo que está el obturador abierto, es decir, el tiempo en el que está entrando luz a través de la cámara hasta la película o el sensor. Es muy útil para hacer fotografía en lugares oscuros, pero por encima de 1 segundo corréis el riesgo de que os salga una foto trepidada (movida). Sin embargo, con grandes tiempos de exposición se pueden conseguir unos efectos fantasmagóricos muy chulos. En mi smartphone tengo opción desde 10 segundos hasta 1/6400. Si conseguís uno de esos mini trípodes para móviles, genial.
  4. Profundidad de campo: la profundidad de campo se define como la cantidad de espacio enfocado alrededor del motivo principal de la foto, que es lo que denominamos “foco” de la imagen. Fotografías con poca profundidad de campo hacen que la figura se aísle del fondo; con mucha profundidad de campo son aquellas en las que tanto la figura como el fondo están enfocados. Este concepto es complicado de explicar en este artículo, porque sin un objetivo óptico en la cámara que nos permita ajustar la apertura de diafragma es complicado jugar con las profundidades. Sin embargo, algo se puede hacer, sobre todo en fotografía macro (muy cerquita de los objetos pequeños).
    ¿Cómo crear fotos eficaces para #RedesSociales? | @Blocdeesbozos
  5. Sensibilidad ISO: las antiguas cámaras de carrete usaban películas de distinta sensibilidad a la luz, empezando por 100 ISO y avanzando. A cuanta más ISO, más sensible la película, y eso te da juego para bajar obturador y diafragma. Las cámaras digitales incluyen la ISO como un control digital más, y pueden ir de menos de 100 a más de 6000. Los smartphones también, normalmente (sobre todo los de gama alta). Pero cuidado: a mayor ISO, más aberraciones sobre la imagen en forma de grano de película. Mi móvil, por ejemplo, tiene desde 100 a 1600, además del AUTO.
  6. Temperatura de color: esto, también conocido como “balance de blanco”, es el ajuste que realiza el software para determinar qué parte es la más brillante (el blanco puro) y cuál la menos (el negro puro), y de esa forma ajusta los balances para que no haya dominantes de color. Es un concepto físico y electrónico bastante complejo sobre el que podéis profundizar aquí.  Simplificando mucho podemos decir que según la temperatura del color la foto podrá virar hacia azul o hacia rojo.
  7. Saturación: es la cantidad de pigmento de color que tiene la fotografía. Una foto con baja saturación tiende al blanco y negro, mientras que si subimos la saturación al máximo conseguiremos un efecto como de dibujo a pastel.
  8. Clave alta y clave baja: estos conceptos están relacionados con la iluminación en la fotografía. Una foto en clave alta es una fotografía sobre fondo blanco y muy muy muy iluminada, de forma que hay partes de la fotografía, las más claras, que incluso se pierden (seguro que alguna vez te has hecho un selfie con flash y te ha desaparecido la nariz); una foto en clave baja es una que se realiza sobre fondo oscuro, y la iluminación es muy puntual y está dirigida a una parte del motivo concreto, de forma que se producen grandes sombras que se funden con el fondo. Es difícil controlar la luz fuera de un estudio de fotografía, pero al menos ten cuidado con los contraluces.
    ¿Cómo crear fotos eficaces para #RedesSociales? | @Blocdeesbozos
  9. HDR: son las siglas de high dynamic range, que traducido resulta “alto rango dinámico”. Es una técnica que consiste en tener tres versiones de una fotografía (o más. De hecho, cuantas más fotos más información) de las cuales una estará muy sobreexpuesta (muy iluminada), una normal, y una muy subexpuesta (muy oscura), y cruzarlas mediante software de forma que de la foto muy iluminada se saca la información de las partes oscuras, y de la subexpuesta sacas las partes más claras. Conclusión: consigues una foto que está iluminada por igual.
    Si juegas con el software podrás sacar imágenes con un HDR sutil que te ayude a mejorar los matices de una foto… o un HDR extremo que realice una fotografía irreal y fantasmagórica, como de cómic. Tanto uno como otro son válidos, según la intencionalidad de la fotografía. En mi móvil está la función de HDR en la cámara por defecto. Pero si no, prácticamente cualquier app de retoque fotográfico te puede servir.
    como-hacer-fotos-eficaces-redes-sociales-blocdeesbozos (12)




Aplicaciones móviles de retoque fotográfico

El número de aplicaciones móviles para usar en retoque fotográfico y tratamiento de imágenes en general es inversamente proporcional al tiempo que tenemos para usarlas. De hecho, llegados a un punto se convierten en apps de retoque fotográfico fantasma, porque las tenemos en el móvil o en la tablet muertas de risa por falta de uso. Y más van saliendo, y algunas pasan y otras se quedan. Yo voy a hablar aquí de algunas de las más frecuentes en mi trabajo diario como community manager, y algunas de las que me han hablado muy bien, y que son bastante populares, aunque no las use demasiado (de hecho prácticamente os voy a hablar de dos de cada, según su utilidad). No sé si son las mejores, pero son las que mejor se adecuan a mis gustos y necesidades. Si queréis profundizar, aquí tenéis un artículo de wwwhatsnew sobre las mejores apps para edición de foto:

  1. Instagram: no sólo es una de las redes sociales para fotos. Además trae su propio software de edición, con el que puedes recortar la foto (históricamente, en Instagram sólo se compartían fotos cuadradas), girarla, ajustar brillo y contraste, balance de blancos (calidez), saturación, viñeteado… y por supuesto los famosos filtros. Es bastante rápido procesando las fotos, y trae prácticamente el 20% de funcionalidades con las que se consigue el 80% de los resultados.
    ¿Cómo crear fotos eficaces para #RedesSociales? | @Blocdeesbozos
  2. Foodies: este ha sido mi gran descubrimiento de 2016. Es una app de fotografía para comida, es decir, han cogido el micronicho de personas que le hacen foto a su comida antes de comérsela (#yoconfieso) y han sacado una app con un montón de filtros predefinidos (30 en total) que permite hacer la foto ya con el efecto, directamente sobre el visor. Además, se puede hacer la foto en formato 1:1 o 3:4, normal o con viñeteado de desenfoque. Y todo ello, como digo, en el visor del móvil, antes de disparar la foto. También permite aplicar estos efectos a fotografías que ya han sido tomadas con otra app.
    image
  3. Pixlr: esta es una potente app de retoque fotográfico. O más bien de procesado fotográfico. Tiene su propia cámara, pero yo la suelo usar para tratar fotografías que he sacado previamente. Permite hacer ajustes como recortar, rotar, brillo y contraste, ojos rojos, enfoques y desenfoques… también tiene una enorme batería de filtros (muchos… muchísimos, no voy a contarlos); permite poner marcos de muchos tipos; y permite también, y esto es muy interesante, sobre-impresionar textos con bastantes tipografías.
    ¿Cómo crear fotos eficaces para #RedesSociales? | @Blocdeesbozos
    Además, esta aplicación también está disponible para ser usada a través del PC, con un navegador. Ojo con eso.
  4. Snapseed: aplicación muy profesional que permite mejorar la foto, recortar girar y transformar, hacer ajustes selectivos pintando con los dedos… luego tienen un listado de filtros bastante interesante: brillo glamour, HDR, grunge, vintage… para mi lo más interesante de esta aplicación es la usabilidad, ya que permite trabajar de manera muy intuitiva, desplazando el dedo de forma horizontal para decidir la cantidad de “efecto” que aplicamos sobre la fotografía. Pero tampoco aporta mucho más que otras de las mencionadas en esta lista.
  5. Phonto: si hablábamos de que Pixlr podía sobre-impresionar texto encima de la fotografía, Phonto es una app de fotografía basada exclusivamente en esta función: añadir texto sobre una imagen. Las opciones que ofrece a nivel de tipografías, colores, sombreados y demás la convierte en una app bastante pro, y esto lo digo en calidad de diseñador gráfico. Es una labor que realizo poco, pero cuando le pongo texto a las fotos suelo hacerlo con esta app más que con Pixlr.
  6. Layout: la red social Instagram, después de ignorar las necesidades de usuarios durante mucho tiempo, un buen día se puso a escuchar, y saco dos grandes mejoras: eliminó la restricción de publicar sólo fotos cuadradas; y añadió la opción de crear collages con nuestras fotos para publicarlas. Lo cierto es que es una app bastante limitada, apenas trae 8 composiciones de rejilla, y muy pocas opciones después, así que vamos a pasar de puntillas sobre Layout y veamos la siguiente.
  7. Photogrid: esta es una de tantas apps de fotografía que permiten hacer collages y composiciones para subir a las redes sociales. Yo hago collages muy de vez en cuando, por lo que tampoco he investigado demasiado. Una vez lo necesité, busqué, encontré ésta que se adecuaba a mis necesidades y fin de la historia. Tiene 100 millones de descargas y una valoración de 4,5 sobre 5 (de más de 5 millones de votos) en el market de android. Con 4 fotografías por collage te ofrece hasta 22 opciones de cuadrícula, pero además tiene opciones de fondo, de filtro, de borde, de texto, stickers y hasta dibujar con los dedos. Es, sin duda, una de las más completas.
    ¿Cómo crear fotos eficaces para #RedesSociales? | @Blocdeesbozos
  8. Meme Generator: os puede parecer una chorrada de proporciones bíblicas, pero no os imagináis el juego que dan los memes en redes sociales. La aplicación Meme Generator (hay varias, yo uso la de Zombo Droid) tiene un archivo espectacular de lo memes utilizados en internet. Pero lo más interesante, sobre todo para el trabajo de community manager, es que permite subir tus propias fotos para darle un toque “meme”. Úsalo para crear un meme propio de la empresa, seguro que genera mucho engagement.
    ¿Cómo crear fotos eficaces para #RedesSociales? | @Blocdeesbozos




Redes sociales de fotos

  1. Instagram: la red social de fotos por excelencia. Siempre ha sido una red muy usada, pero de unos años hacia acá ha dado un subidón en cuanto a su uso. Los usuarios más jóvenes han encontrado en ella su medio de expresión (hasta que llegue Snapchat y la fulmine). Aunque tiene su propio sistema de procesado de fotos, lo más interesante de Instagram es su comunidad. La forma de publicar es mediante una fotografía, un pie de foto, el uso de hashtags, ubicación de la fotografía, y etiquetado de las personas con las que estés.
    Desde que pertenece a Facebook ha mejorado en algunos aspectos, como la posibilidad de configurar campañas de anuncios en Instagram. Tiene el problema de que no permite poner enlaces en las publicaciones, por lo que es una red social para el branding, exclusivamente.
    Para profundizar sobre Instagram os remito a una de las fuentes más reconocidas a este respecto: el Triunfagram de Vilma Núñez.
  2. Pinterest: en 2011 pegó un subidón, de 2 a 12 millones de usuarios en apenas un mes. Todos los socialmedias de España se rompían los dedos escribiendo artículos explicando qué era Pinterest y cómo integrarlo en las estrategias de marketing online. Hoy, 5 años después, es poco menos que un pueblo fantasma. A nivel social o para dirigir tráfico a las webs apenas funciona en unos pocos micronichos (manualidades, recetas…) pero esa gran red social de fotografías que venía pisando fuerte se desinfló, al menos en nuestro país.
    Su funcionamiento sencillo y amigable favorece mucho el síndrome de diógenes digital: navegas por los tableros de tus contactos y desconocidos encontrando cosas de tu interés que vas pinchando (y de ahí PIN + INTEREST) en diversos tableros digitales temáticos.
    Hay que reconocerle a Pinterest el mérito de haber influido sobre otras redes sociales, como por ejemplo brewminer, la red social de la cerveza, o Google+, que no sólo copió su estética sino que incorporó el concepto de “tableros” y lo llamó “colecciones”.
    A pesr de lo pesimista que soy sobre la aplicación de Pinterest en las estrategias de marketing para mis clientes, lo cierto es que siempre he sido un usuario muy activo, y he escrito artículos sobre usos que se le puede dar a Pinterest o sobre si debe un community manager ser el altavoz de un cliente (basándome en Pinterest para contestar).
  3. Flickr: una de las primeras redes sociales masivas estrictamente dedicada a la fotografía. Nació como proyecto emprendedor y luego fue comprado por Yahoo. Actualmente no goza del éxito en popularidad que ha tenido antaño, pero es un sitio genial para tener almacenadas las fotos, como repositorio de imágenes. Ofrecen hasta 1Tb gratis.
  4. Behance: esta es una red social vertical para diseñadores, ilustradores y fotógrafos. Algo así como fusionar Flickr con LinkedIn. De hecho, pertenece a Adobe, la misma empresa que programa y vende la mayor suite profesional de software de diseño. Si eres profesional de alguno de estos sectores, plantéate seriamente tener un perfil activo en esta plataforma y actualizar los contenidos con frecuencia. Las grandes agencias de publicidad y anunciantes suelen cazar talentos en esta red social.




Trucos para hacer fotos eficaces

Y ahora, en esta parte del artículo, es donde te voy a contar alguno de mis trucos para hacer fotos eficaces. No hacen que mis fotos sean ni mejores ni peores que las de los demás, pero con el tiempo he ido desarrollando un estilo, una forma de hacer fotos, que más o menos gusta y funciona cuando las publico.

  1. Siempre que puedas, encuadra la foto en horizontal y en vertical. Nunca sabes cuándo te va a hacer falta esa misma foto en vertical que decidiste no hacer porque se trataba de una línea de horizonte. No importa que el formato final sea cuadrado: si puedes haz la foto dos veces. Total, no vas a gastar carrete.
  2. Haz todas las fotos que puedas, dispara sin piedad. Si sueles publicar fotos de platos de comida del restaurante cuyo Instagram gestionas, cada vez que tengas delante uno de los platos hazle muchas fotos. Desde distintos ángulos. Con diferentes encuadres. No sabes cuándo será la próxima vez que tengas delante ese plato en concreto, y más vale tener material suficiente para rellenar en redes sociales mientras tanto.
  3. Gestiona la batería y la memoria. No se te ocurra ir por la vida sin una batería externa con la que cargar el teléfono, porque en el mismo momento en el que vayas a hacer la foto de tu vida estarás a menos del 5% de batería, y por debajo de eso la cámara no se abre. Por otro lado, cuidado con el espacio que ocupa la fotografía. Puedes encontrarte con la tarjeta llena y necesitar seguir disparando. Además, si se te rompe el teléfono puedes perder las fotos, así que aprovecha las ventajas de la nube y ten siempre copias de seguridad automáticas en Google Drive, Dropbox y similares.
  4. Juega con los planos. No dudes en investigar encuadres extremos, originales y creativos. Vistas a ras de suelo, cenitales, oblicuos, cortando motivos por la mitad (o por el tercio), contrapicados, usa un palo-selfie para coger perspectivas distintas…
  5. Usa tus pies como zoom. Los zoom digitales son la muerte a pellizcos. Agáchate, tírate al suelo, súbete a sitios, acércate a los objetos, mete los codos si necesitas abrirte paso entre una maraña de fotógrafos.
  6. Aplica la nitidez. Siempre que hago una fotografía para instagram la hago pasar por el control de nitidez. Provoca un enfocado artificial que no es tan extremo como para que provoque aberraciones, y sin embargo consigues atrapar mejor la mirada del espectador. Sobre todo si lo haces jugar con el desenfoque selectivo.
  7. Usa hashtags. Sobre todo en Instagram. Busca los más utilizados, aquellos que tengan gran difusión y seguimiento por parte de los usuarios, aquellos que te sirvan para atraer nuevos seguidores. También te recomiendo (esto es una práctica personal, no un dogma de fe) que ubiques esos hashtags en el primer comentario de la foto,y no en el pie de foto directamente. Mantiene limpia la publicación, y es muy útil si utilizas herramientas de automatización del marketing como IFTTT.
  8. Trabaja los colores. Aunque la fotografía en blanco y negro es muy artística, el 77% de las imágenes con más enganche con el público suelen tener colores brillantes y llamativos. De hecho, la tendencia del HDR extremo suele ir y venir. Aprovéchalo.
  9. Aprovecha el momento. Si es verano, haz fotos de verano. Si es otoño, haz fotos de otoño. Si es de noche, publica fotos nocturnas. Los usuarios no entienden una foto nocturna a las 8am, aunque la foto sea espectacular. Conectarás mejor con ellos si la imagen está en contexto con ellos.
  10. Persigue las tendencias. Haz selfies, fotos desde dron, fotos analógicas o fotos 360. Investiga cuáles son las tendencias en fotografía y explótalo.
  11. Macro y sin profundidad. Esto es una obsesión personal. Me gustan mucho las fotos desde ángulos rasos, muy cerca del motivo y provocando una profundidad de campo mínima. La fotografía de comida la hago casi siempre así. O cenital, dependiendo del plato, pero sobre todo así.
  12. Mejor con cámara. A pesar de lo que he dicho durante el post, si tienes la opción de hacer fotos con la cámara réflex y luego volcarlo en las redes sociales, mejor. No te dé vergüenza. Que a las redes sociales se acceda por móvil no invalida el uso de herramientas profesionales.
  13. Haz fotos para tu público. Es de perogruyo, pero conviene recordarlo. Monitoriza a tu comunidad, analiza qué le gusta más, qué fotografías funcionan mejor, y trata de replicar éxitos anteriores.

Conclusiones

Una imagen vale más que mil palabras. Topicazo, sí, pero no por ello menos cierto. Y aún es más valioso una imagen junto a 1000 palabras. Twitter lo sabe, y va a hacer que los caracteres de añadir una fotografía a un tuit no cuenten en el cómputo de 140 caracteres del tuit. De esa forma fomenta el uso de esas fotografías, ya que al no quitar espacio no dificulta la elaboración del texto.




Practica, practica y practica. Yo soy un enamorado de la fotografía, y te puedo garantizar que no importa que tengas en la mano una Canon 7D, un iPhone, un Samsung, un bq o una Xiaomi Yi (que también tengo, y que recomiendo por su espectacular ratio calidad/precio). Lo que importa en fotografía es el ojo que indica que el dedo debe disparar. La herramienta para fotografiar y las aplicaciones para procesar sólo mejoran (o empeoran), pero no hacen algo bueno de algo malo. Por tanto, practica sin parar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies