¿Cuál es la fórmula de la Cocacola? ¿Cómo funciona Google? ¿Existió la Atlántida? ¿Cómo funciona el algoritmo de Facebook? Preguntas sin respuesta de la humanidad… ¿Todas? No: todas no. Algunas sí que tienen respuesta. Sobre el algoritmo de Facebook hoy hemos podido saber algo más ya que Adam Mosseri, responsable del “muro” de Facebook, publicó ayer el siguiente vídeo:

Vamos a desgranarlo un poco. Pero antes, empecemos por el principio:

¿Qué es el algoritmo de Facebook?

Cuando publicas en una página de Facebook, observas horrorizado que a pesar de tener 100 seguidores, sólo consigues un alcance de 7 personas. ¡Qué desolación! Tanto esfuerzo en conseguir 100 seguidores para que luego sólo te vean 7, y con un poco de suerte interactúe contigo 1. ¿Por qué?

Esto ocurre por culpa del Algoritmo de Facebook: una fórmula matemática que hace que tu contenido adquiera mayor o menor prioridad para ser mostrado en el muro de las personas.

En este vídeo, Adam Mosseri lo explica al contrario, poniendo el foco en el usuario:

Si juntamos las publicaciones de los familiares, de los amigos, de las páginas a las que le hemos dado a “me gusta” y de los grupos en los que estamos suscritos, podríamos llegar a ver más de 100 publicaciones cada hora. Y Facebook no quiere que nos agobiemos, así que decidió instalar el algoritmo para priorizar qué vemos y qué no.

Esta es la versión oficial. La versión derrotista es que Facebook necesita hacernos pasar por caja, y nos limita el alcance a cambio de pasar por el Power Editor, configurar campañas de anuncios y conseguir, pagando, todo el alcance que queramos.

Desde las páginas, este algoritmo empezó limitando el alcance al 16%. De hecho, lo llamábamos el “algoritmo del 16% de Facebook”. Ese porcentaje fue disminuyendo hasta que en diciembre de 2017 tocamos fondo (algunos alcances fueron del 1%, según páginas).

¿Cómo funciona ese algoritmo?

Según nos cuentan en este vídeo, el algoritmo de Facebook se divide en tres partes: el ranking, que sería la recopilación de todo lo que se publica y a lo que estás suscrito; las señales, que son datos que Facebook tiene de nuestros gustos, intereses e interacciones, que inciden sobre el ranking y lo ordenan; y las predicciones que hace en base a nuestras interacciones pasadas.

Todo eso, sumado, genera una puntuación de relevancia que hace que el ranking se ordene de mayor a menor, y te muestre sólo aquello que tenga mayor puntuación.

¿Cómo vencer el algoritmo de Facebook?

Una de las señales que recopila el algoritmo es el nivel de interacciones que tienes con una entidad de publicación, sea página o perfil personal. Esto quiere decir que prioriza las publicaciones de aquellos con los que normalmente interactúas. Algo así como que cuanto más like das, más te interesa, ergo más te lo muestra.

Desde el punto de vista de un Community Manager, conocer esto es dar con la piedra angular de la fidelización en Facebook: debes orientar tus publicaciones a conseguir el mayor número de interacciones posibles. El máximo de reacciones, de comentarios y de compartidos.

¿Cuál de estos es mejor? Pues parece ser que todavía no hay nada absoluto al respecto, pero parece ser que lo que mejor funciona son los compartido, después los comentarios y, en última posición, las reacciones.

Pero ojo con lo que publicamos: el texto de publicación del tipo “Comparte si estás de acuerdo” es una tendencia TAN extendida que ya se han dado cuenta y, parece ser, va a estar penalizada. Así que las recomendaciones para vencer al algoritmo de Facebook son las clásicas: haz preguntas, comparte contenido de calidad, afina la tipología de contenidos según el segmento de tu comunidad que interactúa con tu página, rézale un responso a Santa Bárbara, y cruza los dedos 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies